lunes, 3 de octubre de 2016

Todo lo que necesitas saber sobre las sillas a contramarcha.

¿Alguna vez se te pasaría por la cabeza que sería buena idea saltar con un paracaídas atado al cuello? Por supuesto que no. Parece de sentido común, ¿verdad? Al saltar, la fuerza de la gravedad tiraría de nuestro cuerpo hacia abajo, y la fuerza del paracaídas tiraría de nuestro cuello hacia arriba. ¿Evitaría que nos estampáramos contra el suelo? Seguro que sí. Pero el precio a esa "sujeción"sería un cuello roto. Lo mismo sucede con las sillas a favor de la marcha. Están diseñadas para retener al niño, para que en caso de colisión, este no salga despedido del coche y golpee con las partes duras del mismo o directamente reviente la luna con la cabeza y termine en la carretera. Pero el precio a esa sujeción es una lesión en el cuello, casi siempre grave y en muchas ocasiones mortal. Las leyes de la física son las mismas que con el paracaídas. La silla sujeta el cuerpo, pero la inercia lanza la cabeza hacia adelante con la misma velocidad a la que iba el coche. El cuello de los adultos se resiente siempre. El de los niños, directamente no lo resiste. Las sillas a favor de la marcha sujetan, pero no protegen.

Las sillas a contramarcha son un tema que apareció en mi vida por casualidad hace un poco más de dos años. Creo recordar que fue por casualidad, un comentario en un grupo de facebook que hablaba de ellas como de pasada. Me puse a investigar y descubrí todo un mundo que no conocía. Hasta ese momento estaba convencida de que las sillas del coche eran todas más o menos iguales. Y me había pasado por la cabeza comprar una de esas tan baratitas del Carrefour, una que fuera grupo 1-2-3 que ya le durara para siempre. En ese momento el peque estaba usando un grupo 0+ que me había prestado mi hermana. Una vez que leí todo lo que encontraba sobre el tema, y que vi todos los videos de los crash tests que comparaban las sillas a favor de la marcha con las que van a contramarcha, lo tuve clarísimo: Mi hijo iría a contramarcha todo el tiempo que fuera posible. Y entonces empecé a hacer lo que hacemos todos cuando descubrimos algo importante que pone en peligro a la vida de los hijos de la gente: CONTARLO A LOS CUATRO VIENTOS.


    Fuente: Teacherandcoach.com
  • Que la cabeza de un bebé, que es lo que queda suelto en un Sistema de Retención Infantil a favor de la marcha, supone hasta el 25% de su cuerpo.
  • Que en caso de accidente en el que el niño vaya en un SRI a favor de la marcha, la cabeza sale despedida hacia adelanta como un proyectil, y que debido a la inercia del coche el peso de la cabeza se ve aumentado hasta los 250kg de peso. 
  • Que hasta los 4 años el cuello del niño no está lo suficientemente desarrollado como para sostener el peso de la cabeza.
  • Que el límite de fuerza al que se puede someter el cuello de un niño de menos de 4 años es de 130kg, por encima de ese umbral nos enfrentamos a lesiones mortales.
  • Que en las sillas a contramarcha, la fuerza la recibe y la reparte el asiento de la silla con lo que el cuello solo soporta peso de unos 30 kg, muy por debajo del límite de supervivencia.






Empecé a compartir cosas en mi perfil de facebook, con familia y amigos; también en los grupos de madres a los que pertenezco, y a cualquiera que veía a mi hijo a contramarcha en una silla grande y preguntaba "oye, tu hijo ¿por qué va todavía a contramarcha?". Y me empecé a dar cuenta de una cosa muy curiosa: la gente se sentía juzgada.

No puedo entender como este tema se considera controvertido. He visto posts cerrados en grupos de madres, por las discusiones que se han creado. ¡Qué carajo, hace poco me eliminaron uno sobre este tema en el que aún no había habido ninguna discusión! Se ve que las admins ya conocen que la gente se caldea y prefieren que no se hable de ello. El argumento suele ser que cuando compartimos esa información, las madres/padres que por cualquier motivo llevan a sus hijos a favor de la marcha (que son el 99%) se pueden angustiar, o sentirse mal, especialmente las que por motivos económicos no podrían permitirse ahora mismo cambiar a sus hijos a una silla a contramarcha. Y yo lo entiendo, entiendo sinceramente que te da un pellizco en el estómago darte cuenta por un mensaje de facebook que tus hijos están en riesgo. Pero creo, personalmente, que preferiría enterarme así que como se enteraron los padres de Gabriel. 

Por si no conocéis su historia, Gabriel es un pequeñín de apenas tres años que sufrió una decapitación interna tras un accidente de coche en el que le embistieron por detrás. Iba en lo que sus padres consideraban la mejor silla del mercado, una silla condecorada por la RACE, una silla con escudo, a favor de la marcha. Una silla que vale unos 500€. Evidentemente eran unos padres preocupados por la seguridad de su hijo. En el choque Gabriel solo tuvo dos lesiones, por fuera un raspón en la barbilla, por dentro una decapitación interna. Su cuello no soportó el peso de su cabeza lanzada hacia delante como un proyectil y se rompió. Su padre, técnico de ambulancias, salió por su propio pie del coche y consiguió reanimarlo pero el pequeño quedó pentaplégico y murió meses después. Mientras Gabriel estaba ingresado en el hospital fue cuando descubrieron que si su hijo hubiera ido en una silla a contramarcha se habría salvado, probablemente habría salido ileso, entonces decidieron dedicarse a extender el mensaje, a que lo que le había pasado a Gabriel no fuera en vano, decidieron luchar para que aquello no le pasara a nadie más, al menos no por desinformación.



No veo la misma polémica con los miles de avisos sobre la seguridad de nuestros hijos. Se comparten diariamente artículos alarmantes sobre cosas tan variadas como los riesgos de besar en los labios a nuestros hijos, los efectos secundarios del Dalsy, la toxicidad de las alfombras de goma, o de la colonia nenuco... Algunos incluso creando alarmas infundadas. Y la gente, ante esos avisos normalmente da las gracias. No se enfada porque alguien le ha avisado de que es peligroso algo que no sabía que lo era. ¿Por qué con las sillas es distinto?

Porque el movimiento ha partido de la base:

No ha habido ninguna gran organización que haya promovido las sillas a contramarcha. El movimiento ha ido funcionando como una gota en un estanque, que crea ondas expansivas lentamente. Partió de una madre que descubrió el tema de la mano de una persona de Suecia, donde las sillas a contramarcha son obligatorias hasta los 4 años. Una madre que vendía sillas a favor de la marcha y que se dio cuenta de que sus sillas no protegían de verdad. Una madre que empezó a moverse, a convencer a los distribuidores para que trajeran esas sillas a España, a crear una web, un blog, un foro de consultas, una página de facebook... lo que fuera para que el mensaje llegara al mayor número de personas posibles. El movimiento a contramarcha ha salido de madres, de blogueras, madres que también eran fisioterapeutas, pediatras, guardias civiles... Y se ha puesto en marcha luchando contra las contradicciones de grandes organizaciones como la RACE que año tras año recomienda en sus rankings sillas que son INSEGURAS, así, con todas las letras, pero que luego escribe artículos afirmando que "Una silla en sentido inverso reduce hasta en un 75% el riesgo de sufrir lesiones graves." Y la gente piensa que es cosa de cuatro locas. ¿Cómo nos van a vender algo que no es seguro? Si están todas homologadas igual, ¿qué más da? (como si protegiera igual un casco quitamultas que el de Jorge Lorenzo...) Si el movimiento hubiera partido desde arriba, si hubiera sido cosa de la DGT, por ejemplo, -que de momento solo ha sacado un par de artículos difundiendo la importancia de las sillas acm y poco más-, estoy segura de que no habría tanta polémica. Por eso es tan importante que se haya sumado a la causa la cadena Mediaset con sus "12 meses, 12 causas", que ha hecho una serie de reportajes para difundir la historia de Gabriel y cómo viajar a contramarcha SALVA VIDAS. 


Por razones económicas.

También sé que muchas veces se da el argumento de que las sillas a contramacha son muy caras y que extender este mensaje hace sentir mal a las familias sin recursos. Y de verdad que lo siento. Siento que si estás peleando por sacar a tus hijos adelante, que luchas cada día por darles de comer, tengas que sumarle a eso el hecho de mirar para atrás cuando conduces y pensar en que tus hijos no están tan seguros como deberían. Si ya tienes hijos, ya has comprado la silla y te resulta completamente imposible de verdad comprar una silla a contramarcha, no te sientas culpable. Lo hiciste lo mejor que pudiste con la información que tenías. Extrema las precauciones, cumple siempre los límites de velocidad, y asegúrate al menos de que siempre van correctamente en sus sillas. Una silla a favor de la marcha protege frente al 75% de las lesiones. Si estás en esta situación, solo deseo que pase el tiempo rápido, que tu hijo cumpla sus 4 años y su cuello tenga la oportunidad de formarse por completo sin que tengáis un accidente.

También es posible que me estés leyendo desde un país donde el acceso a este tipo de silla sea muy limitado o directamente imposible, un país donde llevar a los niños en un Sistema de Retención Infantil, del tipo que sea, ya es un triunfo. En el grupo de Facebook A contramarcha salva vidas he visto últimamente participantes de Argentina, México, Perú, Qatar... preguntando sobre cómo podrían hacerse con un sistema ACM. Sé que no es fácil, pero simplemente el estar concienciado y conocer el problema puede hacer que se consiga encontrar una solución. O puede ser que seas tú, sí, tú que me estás leyendo, quien decida comenzar en su país un movimiento de concienciación ACM como el que se está produciendo en España. Y si por tus circunstancias es totalmente imposible, pues lo mismo que he dicho antes, no te sientas culpable. Lo hacemos lo mejor que podemos con lo que sabemos y con los medios que tenemos a nuestra disposición.

Pero, si ese no es tu caso, tal vez leerme podría cambiar las cosas para tu familia. Si estás embarazada y estás pensando en comprarte un carrito de 500€ y una silla del coche de 100€, tal vez me leas y decidas que es mejor comprar una silla de 400€ y un carrito de 200€. Tal vez decidas que en lugar de esa cuna tan estupenda de marca que te van a regalar entre tus padres y tus hermanos, prefieres que te regalen una buena silla a contramarcha, al fin y al cabo el bebé dormirá igual de bien y de seguro en una cuna de Ikea. Tal vez decidas que podríais prescindir de esa escapada el próximo puente y usar el dinero para la silla nueva, así la siguiente vez que viajéis sí que podréis estar tranquilos de verdad. Tal vez te preocupa muchísimo la seguridad de tu hijo y tenías pensado gastarte lo que hiciera falta para comprarte la silla número uno del ranking de la RACE y después de leerme descubres que esos rankings son un escándalo y que con el mismo dinero te puedes comprar una super silla a contramarcha que SÍ va a proteger a tu pequeñín. Tal vez estáis achuchados económicamente pero hay algunas cosillas de donde podríais ahorrar con un pequeño esfuerzo, y podríais pensar en financiar la silla, que ya hay algunas tiendas que ofrecen esa posibilidad. O quizás no te puedes permitir una silla a contramarcha de 500€, pero sí una de 200€. Y lo harás con la tranquilidad de que la peor silla a contramarcha es mejor que la mejor silla a favor de la marcha.

Tal vez de verdad no puedes hacer nada por cambiar lo que ya hiciste con la información que tenías. Pero tal vez sí estés a tiempo de evitar que tu historia termine como la de Gabriel o como la de esta mamá de Baena que perdió a su hijo tras chocar con un bordillo.

En fin, como prometía en el título de la entrada, os dejo todo lo que necesitáis saber sobre las sillas a contramarcha. Os dejaré una suerte de Bibliografía de enlaces a los que podréis recurrir para informaros a fondo sobre el tema.

Empezamos, como no podría ser de otra manera, con la web de acontramarcha.com donde podréis encontrar comparativas entre sillas, videos, infográficos, o su sección sobre mitos de las sillas a contramarcha, además de su magnífico Foro donde expertos os podrán asesorar sobre qué silla comprar según vuestro coche y el peso/altura de vuestros hijos.

También os recomiendo pasar por el blog de Re-tensión Infantil, donde podréis entre muchas otras cosas encontrar grandes artículos sobre casos reales en los que una silla a contramarcha fue determinante en un accidente. Indicaciones sobre cómo elegir la silla para nuestro hijo; o artículos que despejan la duda en los casos de accidente por alcance, es decir, cuando recibimos un impacto por el lado trasero del coche.

También es uno de mis favoritos el blog El laboratorio de mamá que tiene una sección dedicada a las sillas de coche. Son artículos extensos y minuciosos, así que recomiendo que se lean con tranquilidad y tiempo. Pero son una lectura imprescindible y muy interesante. Recomiendo especialmente su artículo sobre El Escándalo de las sillas con cojín o escudo frontal, este otro donde analizan la respuesta del RACE (no os perdáis los comentarios al final del artículo porque participan un representante del RACE y varios miembros del movimiento ACM y se monta un debate de lo más interesante) o este otro donde analiza Casos Reales de demandas en EEUU a empresas que vendían las sillas con escudo frontal como seguras y que termina con esta afirmación:

En Australia este tipo de sistemas nunca han estado permitidos.
En Canadá, en 1983,  se prohibió su uso en niños con peso inferior a 18kg.
En EEUU actualmente no encontraremos sillas con escudo en ninguna tienda.
¿Y  Europa? ¿Por qué no se están teniendo en cuenta estos estudios y publicaciones?

 Os dejo también la web de 12 meses de Mediaset, que parece que con esto de ser un gran medio tiene más tirón que unos cuantos blogs. En él podréis ver una entrevista con Cristina Barroso, experta en sistemas de retención infantil que fue quien inició el tema de la promoción de las sillas a contramarcha. Otra entrevista con Marta Erill, Fisioterapeuta y propulsora de la campaña #niunpequemasenpeligro. Y otra durísima entrevista con los padres de Gabriel, que sufrieron el Escándalo de las sillas a favor de la marcha en propia piel.

Tenéis aquí información de más y de sobra para tomar vuestra decisión. Yo ya tomé la mía. Y tomé también la decisión de ayudar a propagar el mensaje. Hubo un tiempo que me corté de decir nada, porque veía que las reacciones de la gente a la que quiero en ocasiones era de ponerse a la defensiva. "No te metas", me decía. "Son libres de decidir". Pero después de volver a recordar la historia de Gabriel, después de verle la cara a esos padres e imaginarme en su pellejo, de imaginar a cualquiera de los míos pasando por semejante tragedia, decidí hacer un intento más. Al fin y al cabo, descubrir el peligro de las sillas a favor de la marcha y callarme, ¡me parecía tan egoísta! Sería inconcebible. 

Espero que os haya resultado útil el post, y que ayudéis vosotros también a extender vuestro mensaje. Hacedlo por vuestros  niños, y por los niños de vuestro entorno. Todos merecen viajar seguros de verdad. Y si aún necesitáis más, o si este post os ha dejado con mal cuerpo, pasad por este otro post mucho más positivo: Casos reales de accidentes con sillas a contramarcha.





"Me has convencido, pero ¿qué silla compro? ¿a qué tienda voy? ¡No sé por donde empezar!"

Después de publicar esta entrada he recibido varios mensajes agradeciéndome la información y diciéndome que les había convencido para cambiar a sus hijos a sillas a contra marcha. Desde lo más profundo de mi corazón os digo, no hay nada que me pueda hacer más ilusión que eso. Esa sensación de estar ayudando a una causa tan importante no es comparable a nada. Así que primero de todo, gracias por planteártelo. Ahora, ¿por donde empiezas?

Hay quien me ha preguntado si simplemente se puede poner de espaldas la silla que ya tiene. La respuesta es NO. Las sillas se diseñan, se testan y se homologan para ir en un cierto sentido, algunas irán ACM hasta los 18kg o hasta los 25kg, otras hasta los 13kg y después habrá que girarlas, otras solo se pueden instalar a favor de la marcha... Cada silla tiene sus especificaciones y hay que cumplirlas, de lo contrario no está asegurado que la silla responda como debe. Las sillas ACM tienen una serie de medidas extras de seguridad que no tienen las sillas AFM: arco antivuelco, pata o anclajes lower tether que son necesarias debido precisamente a eso, a que van ACM y el respaldo no está apoyado ni sujeto por el respaldo del asiento del coche. Así que poner ACM una silla que se diseñó para ir AFM es MUY PELIGROSO. Lo siento, pero tendréis que buscar otra silla.

Vale, ¿pero cual?

Imposible recomendar solo una silla. Para saber qué silla recomendarte, hace falta ser experto asesor (que yo no lo soy) y conocer qué coche tienes, y el sexo, edad, peso y altura del niño que vaya a ir en la silla para sacarle el percentil y ver qué silla tendría más vida de uso para tu hijo. Así que mi recomendación es exponer vuestra consulta o bien en el Foro de Acontramarcha.com o en el grupo de Facebook A Contramarcha Salva Vidas. Ahí os podrán asesorar perfectamente, e incluso os podrán indicar cual es la tienda con sillas ACM más cercana a vuestra zona.


Si tienes alguna pregunta o comentario que hacerme, o si tienes algún truco o sugerencia más que quieres aportar puedes hacerlo a través del blog, de la página de Facebook o de la cuenta de Instagram. Y si te ha gustado la entrada o crees que podría ayudarle a alguien que conoces COMPARTE.

¡Mil gracias por leerme!

¡Feliz Crianza!

6 comentarios:

  1. ... vivo en Argentina y en ningún lado las encontré.... Y el tema me tiene absolutamente preocupada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has preguntado en el grupo de Facebook que comentaba en el post? Recuerdo haber visto gente de Argentina preguntando. También hay una página A contramarcha Argentina en facebook. Parece que algunos padres ya se están organizando para mover este tema allí. Tal vez ellos puedan indicarte si hay alguna forma de conseguir las sillas en tu país. Te dejo el enlace de la página de A contramarcha Argentina:https://www.facebook.com/Sillas-A-contramarcha-Argentina-Padres-Concientes-1721500201472933/

      Eliminar
    2. Vaya, acabo de leer esta respuesta en la página que te comentaba:Hola Cecile, mucha gracias por tu mensaje. Lamentablemente en Argentina no se consiguen este tipo de sillas ACM, es una problemática muy grande ya que hay desconocimiento sobre el tema y compramos inseguridad para nuestros hijos a precios desorbitantes. Hoy en dia la unica posibilidad de adquirir este producto es comprar por paginas internacionales como Amazon España y pagar los impuestos adicionales por el envió.

      Parece que sólo se pueden conseguir de momento a través de internet. No se recomienda porque es preferible que te asesoren bien antes de comprar la silla, la verdad, pero siendo un caso como el vuestro... Aún así te recomiendo que participes ahí, tal vez te puedas poner en contacto con alguien que ya tenga una y te pueda informar o incluso dejar que la veas en persona si diera la casualidad de que vivís cerca. Siento no poder ayudarte más

      Eliminar
    3. Mira Michan!! He encontrado este mensaje en un grupo de crianza argentino, por si te puede servir:

      "Hola estoy en la misma que vos. Me sume al grupo español, pero hablan de butacas que acá no están. También me sume al grupo de butacas americanas, ahí me recomendaron las britax Boulevard y advocate ( que vi las venden acá). También está la infanti Joie stages que también se vende y hay una de chicco nextfit. Por mercadolibre las vi a todas. Me falta ir a verlas en vivo. Todas son a contramarcha hasta los 18 kg. Yo creo q voy a ir por la infanti. Besos"

      No sé a qué grupo americano se refiere, pero si encuentro esa información te la digo. De todas formas menciona unas cuantas marcas que al parecer sí que se pueden conseguir allá. Espero que te sirva de utilidad!

      Eliminar
  2. Puede ser que con las sillas a contramarcha el niño pueda tener lesiones pero la verdad que considero que es muchísimo más seguro utilizarlas, ya que unas lesiones impedirían otros riesgos superiores. Yo personalmente estoy muy contenta con la silla que me compré y nada arrepentida. ¡La recomiendo!

    ResponderEliminar
  3. Hola, en baby company venden sillas contra marcha. Slds

    ResponderEliminar

¡No te pierdas nada! ¡Suscríbete!

Suscríbete al boletín para recibir lo último en tu correo electrónico

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Mis artículos de crianza favoritos Copyright © 2012 Design by Ipietoon Blogger Template