lunes, 27 de febrero de 2017

Historia de una rabieta de carnaval. La mía.

4 comentarios
Los que me seguís por redes sociales ya sabéis que el miércoles pasado tuvimos una mala tarde a cuenta del disfraz del cole. Están trabajando las emociones en clase así que el disfraz era de emoticono, y el peque básicamente pretendía que cambiara el disfraz cada vez que él cambiaba de estado de ánimo. Habría sido hasta gracioso si no fuera porque mi mente no funcionó como me habría gustado que funcionara. El post de hoy no va de lo bien que gestioné la tarde. El post de hoy va de todos los errores que cometí, de qué me pasaba por la cabeza en cada momento, de cómo me sentí y de cómo esos sentimientos me hicieron reaccionar. En resumen, en el post de hoy os voy a contar cómo fue mi rabieta y cómo las "madres perfectas" no existen. Aviso que no va a haber un momento poético de redención al final. La tarde del miércoles antes de carnaval fue una cagada de principio a fin.

Vamos a llamar a esto un ejercicio de reflexión consciente. A ver cómo sale.



jueves, 23 de febrero de 2017

Enseñar a los niños a decir "por favor", "perdón", "gracias", "lo siento".

4 comentarios
El otro día vi un meme que decía algo así como "- Mi hijo sabe usar el ipad. - Genial, a ver cuándo le enseñas también a decir por favor y gracias". Dejando aparte lo injusto, e irrespetuoso que es el meme en cuestión, me sirve como ejemplo para reflexionar sobre la importancia que se le da al tema y la perspectiva tan negativa que se tiene de los niños y esto.

Como en tantas cosas, parece que la tendencia es que si no se le enseña activamente, si no se les obliga a hacerlo, los niños no van a aprender nunca. "¿Qué se dice?", "¿Cuál es la palabra mágica?"... Tengo lectores de todo el mundo, pero estoy segura de que a todos os suenan estas frases. También se obliga a los niños a pedir perdón a diario, en parques, en casa, en el cole. Como una manera de resolver conflictos "pídele perdón ahora mismo, ¡vamos!". Seguro que os resulta familiar. Mucha gente da por hecho que esta es la única forma de enseñar estas cosas y como no podía ser de otra manera, en el post de hoy vamos a analizar exactamente qué se consigue haciendo las cosas "como siempre" y si hay otra forma de hacerlo que funcione.

lunes, 20 de febrero de 2017

Cuando las mañanas son una lucha

1 comentarios
Las mañanas con niños y sitios donde ir son estresantes: hay ropa que preparar, aseo que hacer, desayuno que tomar, niños por vestir... Si hay una palabra que describe la mañana de muchas familias es "prisa" y seguramente también "estrés". Estos dos son los enemigos número uno de los niños así que suelen venir acompañados de "resistencia" y "llantos". En este post intentaré daros algunas ideas para mejorar vuestro inicio del día y os contaré un poco qué hacemos nosotros.

jueves, 16 de febrero de 2017

Poner límites a nuestros hijos en torno a nuestro cuerpo.

3 comentarios
Hay muchas situaciones en las que nuestros hijos se acostumbran a disponer de nuestro cuerpo como parte de su día a día: maman de nuestros pechos, nos toman las manos para dormir, tal vez necesiten tocarnos el cabello, pueden pasar horas en nuestro regazo. Los niños por lo general necesitan muchísimo contacto y por supuesto nuestro cuerpo es su fuente principal de la que beben como pajarillos sedientos. Por regla general, todos esos momentos nos traen satisfacción a todos, son momentos tiernos, dulces, de intimidad, de estos que atesoras en tus recuerdos durante años. Pero también hay veces que no es así. Hay veces que la necesidad de contacto del niño se manifiesta en formas que no son agradables para los padres. No incluyo aquí a los casos en los que la lactancia es dolorosa, esto suele ser debido a un mal agarre y se suele solucionar con la ayuda de una matrona correctamente formada en lactancia o una asesora de lactancia. Me refiero a los casos en los que la forma de tocarnos o de buscar contacto con nuestro cuerpo por parte de nuestros hijos es una cuestión de preferencia. ¿Qué hacemos entonces? ¿Aguantamos estoicamente porque es lo que el niño necesita? ¿Limitamos el tiempo buscando un término medio? ¿Lo cortamos de raíz? ¿Qué es lo más respetuoso?

miércoles, 15 de febrero de 2017

Cuando somos capaces de ver más allá de su rechazo

0 comentarios
Llevo toda la tarde notando raro al peque. No es que estuviera especialmente irascible, pero se movía como a cámara rápida, como si fuera incapaz de estar parado un segundo. Como si hubiera cierta desesperación en sus movimientos. Como si toda la tarde tuviera muchas ganas de hacer pis. Lo he achacado a que estaba cansado. Y efectivamente, al llegar al final del día hemos tenido explosión emocional.

lunes, 13 de febrero de 2017

Consultas del blog: Desbordes emocionales y conductas difíciles con 8 años

0 comentarios
Hola, soy mamá de 3 niñas, he leído tus enlaces y he de felicitarte, me encanta y entusiasma leerte. Ojalá te hubiera conocido antes. 

Tengo una duda y necesitaba expresártela, mi hija segunda tiene 8 años acabados de cumplir. Siempre ha estado enferma y ha sufrido muchos ingresos hospitalarios. Así que siempre he estado a su lado y estamos siempre muy unidas. Aun así es muy rebelde, y se enfada continuamente, me habla enfadada y me desafía, pincha a la hermana mayor y la hace llorar.  He de comentarte que la pequeña tiene 8 meses, no sé si ella influirá en su comportamiento, puesto que antes de que naciera ya era rebelde, siempre lo ha sido. En definitiva, me gustaría que me aconsejases, porque pienso,  ¿es demasiado mayor para tener aún "desbordes emocionales"? ¿Qué me aconsejas?

Muchísimas gracias de antemano, y felicidades por la página. Un abrazo.

jueves, 9 de febrero de 2017

Cuando se resisten a tomar un medicamento

0 comentarios
Al hilo del post anterior "Cómo conseguir que colaboren y qué hacer cuando no hay manera", quería contaros qué hacemos en casa en uno de los casos típicos de resistencia de los niños: los medicamentos. El tema de los medicamentos es un tema delicado, porque puedes probar varias maneras de hacerlo de forma respetuosa, pero al final, si se niega a tomarlo, es una cuestión de salud y por lo tanto entra dentro de los límites firmes que justificaría totalmente dárselos por la fuerza. Que vaya eso por delante, por si no encontramos nada que funcione, que sepáis que aquí el respeto primordial es a su salud y a su bienestar físico. Por supuesto hay formas de hacerlo por la fuerza y a la vez ser respetuoso: informarle de cada paso antes de hacerlo, validar cada sentimiento, hacerlo con firmeza y seguridad y al terminar consolar reconociendo que por supuesto no le ha gustado nada la experiencia, totalmente normal. 

Ahora bien, obligar a un niño a tomar un medicamento puede ser muy desagradable, así que, al igual que hice en el post que os mencionaba antes, voy a contaros primero qué hacemos en casa para conseguir que colabore y después qué hacemos cuando no hay manera y toca hacerlo a la fuerza.

lunes, 6 de febrero de 2017

Cómo conseguir que los niños colaboren y qué hacer cuando no hay manera.

2 comentarios
Hay pocas palabras que causen más urticaria en los ámbitos de la crianza respetuosa que las de la familia de la "obediencia". La obediencia, entendida como el hacer lo que se les ordena sin cuestionarlo, no es una característica que se valore o que se promueva en crianza respetuosa, porque no es una característica que se valore en los adultos. No queremos adultos que hagan lo que alguien más listo o más poderoso le dice sin cuestionarse si eso está bien o no. Queremos adultos que piensen por sí mismos, que tengan criterio propio. Y esto sólo se consigue si se cultiva en la infancia. Así que en la crianza respetuosa no buscamos la obediencia como objetivo, buscamos la colaboración. Evidentemente vamos a necesitar que los niños hagan lo que le pedimos, pero no será una cuestión de obediencia sino de trabajar juntos.

jueves, 2 de febrero de 2017

La crianza imperfecta: ruptura y reparación

3 comentarios
No soy una madre perfecta. Mi marido no es un padre perfecto. Cometemos errores, a diario. Seguro. Este blog no es de crianza perfecta, porque eso es imposible. Este blog es de crianza en constante evolución, en constante aprendizaje. A veces, cuando se comparten o se habla de temas de crianza con otros padres, es común que alguien termine por sentirse atacado en algún momento. En los grupos de madres pasa muy a menudo, y siempre sale la misma frase: "claro, como vosotras sois perfectas." No. Nada más lejos de la realidad.

Dice David Howe, científico que estudia temas relacionados con la Teoría del Apego, que un apego seguro se basa en nuestra capacidad de entender y atender a las necesidades de nuestros hijos. Añade que, incluso en el caso de los padres que más en sintonía están con sus hijos, lo normal es que acertemos un 50% del tiempo debido a malos entendidos, a falta de sincronía, a cansancio o a distracciones. Es decir, la conexión con nuestros hijos sufre rupturas frecuentes, pero la clave, lo esencial, en nuestra crianza es cómo se gestionan y reparan esas rupturas. En otras palabras, no se trata tanto de no cagarla nunca, sino de darnos cuenta de cuándo la cagamos, reparar el daño que hemos hecho y aprender de ello para la próxima vez.

¡No te pierdas nada! ¡Suscríbete!

Suscríbete al boletín para recibir lo último en tu correo electrónico

 

Mis artículos de crianza favoritos Copyright © 2012 Design by Ipietoon Blogger Template