lunes, 13 de febrero de 2017

Consultas del blog: Desbordes emocionales y conductas difíciles con 8 años

Hola, soy mamá de 3 niñas, he leído tus enlaces y he de felicitarte, me encanta y entusiasma leerte. Ojalá te hubiera conocido antes. 

Tengo una duda y necesitaba expresártela, mi hija segunda tiene 8 años acabados de cumplir. Siempre ha estado enferma y ha sufrido muchos ingresos hospitalarios. Así que siempre he estado a su lado y estamos siempre muy unidas. Aun así es muy rebelde, y se enfada continuamente, me habla enfadada y me desafía, pincha a la hermana mayor y la hace llorar.  He de comentarte que la pequeña tiene 8 meses, no sé si ella influirá en su comportamiento, puesto que antes de que naciera ya era rebelde, siempre lo ha sido. En definitiva, me gustaría que me aconsejases, porque pienso,  ¿es demasiado mayor para tener aún "desbordes emocionales"? ¿Qué me aconsejas?

Muchísimas gracias de antemano, y felicidades por la página. Un abrazo.

¿Es demasiado mayor para tener desbordes emocionales? No, en absoluto. De hecho yo conozco algún que otro adulto que lo sigue teniendo. Los desbordes los tenemos todos, ¿esas ocasiones en las que terminamos perdiendo los nervios con ellos en contra de lo que nos gustaría hacer? Desbordes emocionales. Lo que pasa es que según crecemos la intensidad va siendo menor, la frecuencia va siendo menor, y la manera de expresarlo va siendo distinta, sobre todo porque aprendemos otras herramientas.

Con los detalles que tengo veo por un lado niña de 8 años, con lo que probablemente esté empezando a entrar en la pre-adolescencia, un periodo a menudo más difícil que la adolescencia. En muchos sentidos comienzan los cambios a la vez que siguen siendo niños pequeños, con lo que las emociones se desparraman por todas partes.

Por otro lado veo a la hija mediana, que suele ser una papel difícil tradicionalmente. Que además el bebé tiene 8 meses, con lo que hará poco que ha empezado a gatear, tal vez estará también con la ansiedad de separación, con lo que estará demandando más de ti. Las dinámicas entre los hermanos pueden ser complicadas, y para esto siempre recomiendo Hermanos, no rivales de Adele Faber que es super claro y fácil de seguir.

Por otra parte me dices que tiene problemas de salud y que ha sufrido muchos ingresos hospitalarios, lo cual imagino que debe ser estresante para todos. Probablemente tenga un montón de emociones aún sin procesar de todos esos periodos de ingresos.

Y por último, me dices que estáis muy unidas. Verás, hay una cosa super curiosa (aunque si lo pensamos bien, también es super lógica) que es que los niños se "portan peor", es decir, descargan con más frecuencia sus emociones "negativas", con la gente a la que más unidos están y con quien sienten un vínculo más fuerte. Confían tanto en nuestro amor por ellos que nos utilizan para desahogarse. No es nada agradable, pero en cierto sentido podríamos incluso sentirnos halagados de que sea con nosotros con quien se sienta tan a salvo de mostrarnos sus dificultades sin miedo.

Mi percepción, muy limitada, por supuesto, es de una niña que está atravesando muchos cambios y con bastantes experiencias estresantes que procesar. Mi consejo siempre en estos casos es:

- Ofrecer control y promover autonomía en lo que puedas. Si tenéis conflictos que se repiten, involucrarla en la búsqueda de soluciones: "necesito ayuda para resolver esto ¿qué se te ocurre?" Recuerda hacerlo en momentos en los que estéis bien: conectadas, sin sueño, sin hambre, sin cansancio...

- Mantener límites firmes y claros (no demasiados, pero los justos y necesarios): "No voy a dejar que molestes a tu hermana, te acompaño a otra habitación" de forma neutra, sin atisbo de juicio por tu parte, simplemente afirmando lo que no vas a permitir y lo que vas a hacer para asegurarte que no sucede.

- Aceptar incondicionalmente todo lo que sea expresión de emociones: validar, acompañar, apoyar. Todo. Sin excepción. Pero no permitir otras conductas que lo puedan acompañar y que puedan ser dañinas o destructivas.

- Ofrecer momentos de conexión a menudo. Hacer cosas juntas, a solas con ella, y también simplemente una al lado de la otra mientras cada una está a sus tareas. Muestras de amor, y mucho contacto, incluso cuando se "porta mal". "Te quiero, pero no voy a permitir que hagas eso."

- Siempre, siempre, siempre, buscar el motivo detrás del comportamiento. Cuando haga algo mal, en lugar de reñirle, dile: "Esto no es propio de ti, ¿estás bien? ¿quieres que hablemos?".

- Habla con ella sobre lo que ha hecho mal o sobre lo que podría hacer mejor una vez que ya ha recuperado el control de sus emociones y hazlo desde un punto de vista positivo. Desde la empatía y la complicidad. Tu objetivo siempre es ayudarla.

- Cambia tu forma de plantearte su comportamiento. En lugar de "rebelde" piensa que es una chica decidida, con carácter. ¿Qué es mejor cualidad cuando sea adulta? ¿que sea dócil, que le de miedo a decir que no cuando le piden algo que no quiere hacer? ¿o que tenga carácter y sepa mantenerse en su posición incluso cuando le presionan? Si queremos que nuestros hijos se conviertan en adultos asertivos, seguros y decididos tenemos que empezar a promover eso mismo también en la infancia (aunque nos haga la vida un poco más difícil!). Recuerda también que no lo ha tenido fácil, que es distinta a sus hermanas porque sus experiencias vitales han sido distintas (y por supuesto, porque *es* una persona distinta). No te quedes anclada en las dificultades, pero tenlas en cuenta a la hora de interpretar su comportamiento. Recuerda: "No se está portando mal, lo está pasando mal."

No sé si te resultará de mucha ayuda o no mi post, pero con la información que me has dado, es lo que puedo decirte por ahora. Si tienes algo más que contarme o si quieres que miremos algún episodio en concreto, ya sabes dónde encontrarme. ¡Un saludo!

Buenas tardes amiga. Y tanto que me sirve de ayuda, de verdad, me has hecho reflexionar un montón. Muchas gracias por dedicar tu tiempo para ayudarme, es maravilloso que haya gente altruista como tú que se preocupe por mejorar la vida de los demás, felicidades por ello. Te cuento un poco más, aunque me sabe mal y no quiero molestarte. 

Mi hija mediana ciertamente ha tenido una infancia nada fácil, siempre con los ingresos por neumonías, bronquiolitis..., un accidente serio que la tuvo ingresada en la UCI. Y además se suma un problema de incontinencia que le ha costado mucho de superar y del que mi marido y yo nos sentimos un poco culpables porque conociendo su carácter, en un principio pensábamos que su problema con los esfínteres era conductual, pero resultó tener orígenes fisiológicos. 

Puede que todo ello haya hecho que siempre haya estado tan encima de ella, siempre ha sido mi extensión siempre pegada a mi. Pero claro con la llegada de la pequeña, aunque quiera ya no es lo mismo, se suma que le doy pecho y está mucho tiempo encima de mi mamando. Ella la quiere muchísimo, siempre jugando con ella y la llena de besos. Pero supongo que algo influirá en su conducta.

Sí tienes mucha razón en lo de preferir que mi hija en un futuro no sea una persona sumisa y que haga lo que piense o defienda. Pero es que tiene muuuchoo carácter y me habla bastante mal, frases que en su vida ha dicho su hermana mayor como: "ya no eres mi madre", "vete", "déjame"....incluso cuando le hablo para darle explicaciones hace: "bla bla bla"...para no escuchar lo que le digo. Y por no contarte su actitud con hermana mayor, siempre le esta molestando, le pega, le esconde cosas...

Todo ello me entristece y además me preocupa, pienso que no se si la estoy educando bien, y me da miedo que con la llegada de la adolescencia sea aun peor.

Disculpa por tanto rollo, y muchísimas gracias por todos tus consejos, y por el libro que me has recomendado, ¡eres genial!¡Un abrazo muy fuerte!

Que quiera a su hermana pequeña no significa que no esté pasando por un proceso de duelo por la pérdida de su lugar como hija menor, por los cambios que esto ha traído a su vida. El proceso está ahí y estoy convencida de que es parte de la intensidad de emociones que está experimentando y demostrando ahora.

Evita fijarte demasiado en las palabras que usa para hablarte cuando está enfadada contigo. Atiende siempre, siempre a la emoción que haya detrás de ellas o de sus comportamientos. Dile "Veo que estás enfadada" antes de hacer referencia a lo que ha hecho. O mejor todavía, si no está haciendo daño a nadie y no está poniendo en peligro a nadie, si simplemente te está provocando dile "Veo que estás enfadada, ¿puedo ayudarte? ¿quieres un abrazo? ¿quieres que hablemos?". No te tomes de forma personal lo que te dice, te lo dice porque necesita comunicarte que no está bien, que tiene sentimientos incómodos que la están abrumando. Te está diciendo "no sé qué me pasa, mami, pero no estoy bien ¿puedes ver que no estoy bien? ¿lo notas mami? ¿lo notas como lo noto yo?". Cuando dices que no te deja hablar, probablemente sea porque siente que no le estás entendiendo. Si ella te está comunicando que no está bien, y tú le estás explicando por qué no debe hacer tal o cual cosa, su "bla, bla, bla, bla" es su manera de decir, "¡que no, mami! ¡que no me estás entendiendo! Lo que me cuentas ya lo sé, eso ya lo sé, olvídate de eso y mira más alla"

Yo lo que veo es una niña con una cantidad de emociones dentro abrumante, y que necesita soltarlas. Está intentando buscar la manera de hacerlo, y por eso te provoca, te busca. Por supuesto, no es algo que haga conscientemente, no es un proceso deliberado, probablemente ella no lo entienda. Pero lo que necesita son normas firmes y muchísima aceptación de sus emociones y muchísimo amor incondicional. 

No sé desde cuándo me sigues así que no sé qué posts es probable que hayas leído y cuales no, pero por si acaso, aparte del libro que te apuntaba, te voy a poner unos cuantos enlaces a posts que creo que te pueden ayudar. Probablemente no se apliquen al 100% porque suelo escribir con niños más pequeños en mente, pero en cada post hay algo que aprender y que creo que te puede ayudar:

  1. Entender los celos de nuestros hijos.
  2. Los límites y el llanto
  3. ¿Por qué sigue haciéndolo si le he dicho que no?
  4. 9 Pautas para reparar la relación con los hijos.
 5. Cómo enseñar a los niños cómo funciona el cerebro (y aprender nosotros de paso)
  6. "Sin castigos" no significa "sin consecuencias".
  7. Nos levanta la mano, es muy exigente y no nos hace caso. 
  8. Parar conductas indeseadas con una frase mágica.
  9. No se está portando mal, lo está pasando mal.
10. "Vete, mamá" El poder sanador del amor incondicional.
11. Los límites y la crianza respetuosa son compatibles.
12. 9 Pautas para criar en positivo: el niño malo no existe.
13. Cómo criar niños buenos sin azotes ni castigos.
14. Entender y tratar las rabietas desde el respeto.


Sé que son muchísimos, no quiero que te sientas abrumada con tantos "deberes" pero tampoco quería dejarme atrás ninguno que creo que te pueda ayudar, ¡nunca se sabe qué frase es la que de repente puede hacer que todo encaje! Tómate tu tiempo, ve poco a poco, y ve anotando lo que creas que pueda ayudarte porque al estar pensados para niños más pequeños vas a tener que hacer un poco de criba. Espero que te resulte útil y que dentro de un tiempo me escribas diciendo que va todo un poco mejor. Un saludo

Muchísimas gracias, te sigo de hace poco, y me alegro muchísimo de haber encontrado tu blog y tu página de facebook. Es una suerte de verdad. Hoy mismo ha tenido una rabieta, al principio ha sido fatal y después me he calmado ya he utilizado tus frases, ha terminado muy bien. Se que costará pero poco a poco y con mucha paciencia estoy segura de que funciona. Otra vez te quiero agradecerte el envío de los posts, alguno ya lo había leído pero es que no me canso de leerlos ya que lo explicas todo con ejemplos y me encanta. Te escribiré mas adelante contándote los adelantos, un saludo y abrazo, hasta pronto!!
Si tienes alguna pregunta o comentario que hacerme, o si tienes algún truco o sugerencia más que quieres aportar puedes hacerlo a través del blog, de la página de Facebook o de la cuenta de Instagram. Y si te ha gustado la entrada o crees que podría ayudarle a alguien que conoces COMPARTE.

¡Mil gracias por leerme!

¡Feliz Crianza!

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡No te pierdas nada! ¡Suscríbete!

Suscríbete al boletín para recibir lo último en tu correo electrónico

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Mis artículos de crianza favoritos Copyright © 2012 Design by Ipietoon Blogger Template