lunes, 14 de noviembre de 2016

La importancia del juego abierto y algunas ideas para regalar

Ya he mencionado alguna vez la grandísima importancia del juego abierto en el desarrollo de la creatividad, la concentración y la imaginación de los niños. En general, cuanto menos hace un juguete, más hace la mente del niño. Y viceversa. En todas las pedagogías alternativas se hace gran hincapié en esto. Las más populares hoy en día, Montessori y Waldorf, abogan por juguetes y materiales de materiales naturales (madera, piedra, metal) que abra al niño a un mundo de posibilidades. Hoy os voy a contar cuales de estos juguetes tenemos nosotros, por si queréis ideas para hacer algún regalo. Sólo una cosa, la mayoría de estos juguetes son de tiendas artesanas, lo digo para que tengáis en cuenta los plazos por si vais ajustados de tiempo.



El arcoíris Waldorf

Es un clásico de los juguetes de madera. Es una preciosidad, está pintado de manera que se sigue apreciando la veta. Nosotros lo compramos cuando el peque tenía más o menos 1 año, y la verdad, por entonces no le hizo mucho caso. Empezó a hacérselo pasados los dos años de edad. Tuvo una época que jugaba mucho con él pero ahora hace tiempo que no lo usa porque prefiere jugar con otras cosas. La época que lo usaba era sobre todo para el juego simbólico. Está obsesionado con los medios de transportes, así que las piezas del arcoíris se convertían en túneles, o en estación de autobuses, o en parada del tren. También han sido corrales para sus animales... Para lo que no lo ha utilizado apenas de momento es para hacer construcciones o formas con él. Yo creo que eso es lo interesante de este material, que puede ser muchas cosas según la etapa en la que esté el niño y puede ir creciendo con él y acompañándolo durante mucho tiempo.

El que nosotros tenemos es el arcoíris grande de Grimm's que compramos a través de amazon.de (la sucursal alemana) porque salía más barata que en la española. Ahora lo hay a precio similar en muchas tiendas de artesanos, con lo que el dinero va directamente a familias que se están dedicando a fomentar el uso de estos maravillosos juguetes. Podéis hacer una búsqueda vosotros mismos en google poniendo "arco iris grande".

La casita de cerraduras 

Diseñadas para desarrollar la motricidad fina, esto no es exactamente lo que se considera como un juguete abierto, pues tiene una manera específica de jugar (abriendo y cerrando las cerraduras). Pero al ser una casita, en lugar de un panel de cerraduras (que es otro formato típico para este juguete) da más posibilidades para juego simbólico. Este se lo trajeron los Reyes del año pasado, cuando acababa de cumplir los 2 años. Con este tengo la sensación de que llegamos un poco tarde: la mayoría de las cerraduras ya eran demasiado sencillas para él, y sin embargo la que aún no dominaba resultaba demasiado difícil. Con el tiempo he comprobado que él es más de juego motor que de motricidad fina, así que no sabría decir si el juguete tuvo éxito o no. Cuando ha venido su prima mayor a jugar sí que les ha dado mucho juego en el sentido de juego simbólico, pero cuando está él solo no le hace mucho caso. Alguna vez me lo he bajado al patio a jugar con los niños de la comunidad y ha causado furor con los más pequeños, entre los 20 y los 24 meses. Algunos estuvieron casi toda la tarde jugando exclusivamente con la casita, pacientemente abriendo y cerrando las puertas. Otros días incluso he tenido que recogerla porque estaba siendo fuente de conflictos entre los chicos al querer todos jugar a la vez (y mi peque llevando bastante mal aquello de compartir).

La que nosotros tenemos es de la casa artesana Kutuva y cuesta 48€ pero hay otras opciones en el mercado. Las tenéis incluso en Amazon, por si llegáis tarde para encargarlas a un artesano. Si buscáis "caja cerraduras juguete" en google os saldrán muchas otras posibilidades para que podáis comparar y encontrar la que más os convenza.

La caja de cintas

Este también cayó el año pasado por Reyes, con los dos años justitos. Es un juguete muy especial, porque no había visto nunca nada parecido. Es de la casa artesana Mamielo, a los que encargué media lista de navidad el año pasado. El concepto es muy sencillo, una estructura de cubo con listones de madera, una base de madera (mi marido decía que parecía una mesa camilla) y unas cintas larguísimas de colores para crear nuestro propio diseño. El peque tiene que pasar por las cintas para llegar al centro, con lo que se desarrolla la motricidad gruesa. Les sirve además como refugio para jugar, al sentir que es un recinto más reducido. Es muy grande, hace falta tener espacio, la verdad. Nosotros la tenemos en el salón, que hay quien se ríe, pero el peque la usa a diario así que es donde mejor está. Además, a mí me parece que queda preciosa. Seguro que nadie se extrañaría si en lugar de eso tuviéramos un clásico parque o playpen. A mi peque le encanta subirse encima de ella y jugar a pedir ayuda. También le gusta "sentarse" sobre las tiras y balancearse un poco, como si fuera un columpio, o una tela de araña. La verdad es que la usa sobre todo por arriba, porque me ha salido muy escalador. Pero también era divertido cuando jugábamos al pilla pilla por la casa y se metía corriendo muerto de la risa en su caja de cintas para que yo no "pudiera cogerlo". Es un juguete caro, 99€, pero yo creo que es único y estoy encantada con él. Hasta donde yo sé, ellos son los únicos que las hacen.

La pasarela

Este también es de Mamielo. Al peque le gusta mucho, pero es tan grande que lo tengo recogido encima de la estantería de su habitación, así que sólo lo usa de vez en cuando (cuando lo ve y me pide que se lo baje). Es estupendo para trabajar el equilibrio, y a él también le gusta usarlo como rampa para sus coches y sus trenes (que ya dije que está obsesionado). Tienen dos modelos, uno sencillo (30€) y otro evolutivo (42€). La nuestra es la sencilla. Desconozco si hay otras tiendas que tengan algo parecido.

Fuente: Mamielo 
El Balancín de equilibrios

¡Otro juguete creación de Mamielo! También es perfecto para el desarrollo motor. No sé muy bien
cómo explicar cómo es, pero básicamente es una tabla donde subirse para jugar a mantener el equilibrio. Viene con una bolita y un laberinto para que jugar a guiar la bolita hasta el centro, pero teniendo en cuenta que tenía dos años, guardé la bolita que bastante tenía con subirse sin matarse. Este lo tengo guardado debajo de la cómoda, y lo mismo, como no está a la vista, no le da tanto juego como con otros juguetes, pero cuando lo ve siempre le da alegría como si lo descubriera de nuevo. Y se está un ratito subiendo e intentando mantener el equilibrio. Es un juguete muy curioso y está genial de precio (31€). No tengo por aquí ninguna foto del peque usándola, así que os dejo la propia foto de la tienda.

La mesa de luz

Jugando con pan rayado
La mesa de luz es una pasada. Un material maravilloso que te abre un montón de posibilidades. Desde que se ha puesto de moda han salido fabricantes como churros. La versión más típica es la adaptación de la mesa latt de Ikea. Hay tutoriales para hacerlos tú mismo, hay versiones en cajas, hay tamaños individuales, tamaños más grandes... Hay infinidad de posibilidades. En Facebook tenéis un grupo estupendo que se llama Todo sobre las mesas de luz como material educativo donde podréis encontrar mogollón de ideas para hacerlas vosotros o incluso contactar con gente que os la haga por encargo. La nuestra la hizo un usuario de ese grupo llamado Daniel Farrán (con el nick Dani Fa), y el proceso fue perfecto. De todas formas tengo pendiente contactar con él porque el nosécómosellama que lleva por fuera se llevó un golpe y empezó a hacer mal contacto. Tenía que tocar los cables para que se encendiera, pero de un tiempo a esta parte directamente ha dejado de encenderse. Así que tengo pendiente escribirle para ver qué solución podemos darle. Si miráis en ese grupo o buscáis "mesas de luz" en google encontraréis un millón de posibilidades.

La torre de aprendizaje

Haciendo galletas 
Este es también casi obligatorio tenerlo. La torre de aprendizaje les permite acceder de forma segura a la encimera de la cocina para hacerlo partícipe de nuestras tareas. Desde la perspectiva de la vida práctica de Montessori, la torre de aprendizaje les facilita poder ayudarnos a cocinar o a fregar los platos por ejemplo. Hay tutoriales que explican cómo hacer una casera a partir de los taburetes Bekvan de Ikea, que con un poco de tiempo y maña te dan un apaño más que digno. Al igual que la mesa de luz hay cada vez más y más artesanos que las fabrican, bien sean a partir de los humildes taburetes de Ikea o haciendo sus propios diseños, las hay incluso plegables, que con el tamaño de la mayoría de las casas viene genial. La nuestra nos la hizo un familiar muy manitas utilizando uno de esos taburetes y unos hierros para la parte de arriba (es herrero, si hubiera sido carpintero, habría sido de madera, claro).
Sirviéndose fruta

Mi peque la usa muchísimo. Nosotros la tenemos guardada debajo de la barra de desayuno, y el peque la coge siempre que quiere, ¡que suele ser cada vez que nos ve haciendo algo en la cocina! Esta la empezó a usar casi que desde que empezó a ponerse de pie, creo recordar que nos la hicieron en torno a su primer cumpleaños. Si buscáis "torre de aprendizaje montessori" en google, os aparecerá un montón de posibilidades.

Libro de fieltro

Los libros de actividades de fieltro o Quiet Book son una preciosidad y un material precioso para los niños para fomentar el aprendizaje manipulativo. Esto tampoco es juego abierto precisamente, la verdad, porque cada página propone una actividad específica. Pero es un material atractivo y muy del lado de las pedagogías alternativas así que he querido añadirlo a este listado. Si eres manitas y te gustan las manualidades, puedes atreverte a hacer el tuyo propio, hay un montón de ideas en la red. Yo soy una patata, así que prefería encargarlo.

El que yo tengo lo encargué en etsy a una artesana americana, y sinceramente fue un error. Cuando lo encargué, hace ya casi dos años, no conocía ninguna artesana española que los hiciera, así que busqué posibilidades fuera. Lo quería para entretener al niño en un viaje en el que haríamos largos trayectos en avión y en coche. Tendría por entonces unos 15 meses. El libro me salió caro, y cuando llegó el palo de la aduana se convirtió en carísimo (pero carísimo de verdad, tanto que me da hasta vergüenza decirlo). Y para más inri el peque despegó un par de piezas a los pocos días de empezar a usarlo. Fiasco total. Lo tengo guardado para no verlo porque me pongo de mala leche.

Afortunadamente para vosotros, cada vez hay más artesanas que los fabrican y a un precio mucho más asequible. El año pasado le regalé uno a mi sobrina, que por entonces se acercaba a los 4 años. Lo hizo la artesana Sylvana Bach de Made by hand, que tiene un montón de páginas para elegir. El precio del libro depende de cuantas y cuales páginas eliges, y suele oscilar alrededor de los 5€ por página, que creo que es un precio más que justo. Son libros muy grandes, yo creo que  más o menos cada página tiene un tamaño A4, o quizás incluso un poco más. Lleva portada y contraportada, que se puede personalizar, y un cierre con velcro y asa para facilitar el transporte. El que hizo para mi sobrina fue una preciosidad, con unos acabados estupendos. Con ese sí que quedé más que contenta.

También tiene unos arbolitos de navidad de fieltro la mar de salados. El año pasado le encargamos uno para decorar el salón y nos encantó.

Los bloques magnéticos



Este ha sido nuestro último descubrimiento. Son unas placas lisas y de colores translúcidos con formas cuadradas y triangulares que tienen imanes en los bordes. Los imanes se pegan entre sí y con eso formamos construcciones increíbles. Se sale de la temática de los juguetes de madera, pero sinceramente, en este caso me da igual. Son tan, tan, versátiles, y ¡dan tantísimo juego! Lo ideal habría sido dárselos y dejar que lo fuera descubriendo por sí mismo, que empezara haciendo construcciones en 2D y descubriera con el tiempo la posibilidad de hacerlas también en 3D. Pero para eso los mayores tendríamos que haber sido capaces de resistirnos a jugar con los dichosos bloques ¡y creedme cuando os digo que es poco menos que imposible! ¡¡¡Son tan chulos!!! Con ellos hemos construido un montón de formas geométricas, y un montón de construcciones chulísimas: desde humildes casitas hasta pedazo de catedrales. Al peque le encanta hacer series de cubos, pegarlos entre sí y utilizarlos como garajes (como no podía ser de otra manera). También le gusta que hagamos escenarios donde poner sus figuritas de animales y luego va él colocando al público abajo. Y un día se me ocurrió encender la mesa de luz y usarlos juntos, ya que al ser de colores translúcidos se vería muy bonito, así que el peque empezó a ponerlas encima haciendo distintas formas y motivos. Le quedó precioso.




Hay varias marcas, las más famosas se llaman Magnatiles y al parecer son muy buenas aunque bastante caras. Después de investigar un poco me decidí a comprarle un set de otra marca llamada PicassoTiles en Amazon UK, porque en Amazon ES no las tenían y porque incluso con el envío y el cambio de divisa me salían más baratas las Picasso a UK que las Magnatiles en ES. El set de 100 piezas me salió por unos 70€ precio final, más tarde compré también el set de 60 piezas y unos sets de ruedas para hacer trenecitos que me costó unos 80€ (porque fui un ansia comprando trenecitos, que pillé tres sets en vez de uno, ahora visto el tamaño y el uso que les da, un set habría sido suficiente). He vuelto a mirarlos después y parece que ya no los tienen en stock porque los precios que aparecen son prohibitivos. Así que ahora mismo las opciones son pillarlos en Amazon.com y arriesgarse con los costes extras de la aduana, o directamente comprar los Magnatiles en amazon.es. En la sucursal española también tienen disponibles unos bloques similares llamados Playmags, que son quizás algo más baratos que los Magnatiles, la versión anterior no merecía la pena porque la calidad de los imanes era inferior, pero han sacado una nueva versión con imanes mejorados que merece muchísimo la pena. Además tienen un montón de complementos que para que podamos ir ampliando la colección poco a poco.

Menciones especiales

Bloques de madera y mando a distancia
Hay muchos juguetes que son clásicos y que todos conocemos pero que no por ellos tienen menos beneficios en lo que a juego libre se refiere. La clásica plastilina, los bloques de madera, los muñecos de playmobil, los legos, un cuaderno con pinturas... Todos ellos son juguetes con multitud de posibilidades para fomentar horas y horas de juego creativo. Tampoco quiero olvidarme de los patinetes, las bicicletas o las motos de juguete que dan a nuestros hijos la posibilidad de seguir desarrollando sus destrezas motoras.

Legos

Sé que muchos de los juguetes que os he mencionado son juguetes caros, y que no están al alcance de todo el mundo. Soy plenamente consciente. Nosotros lo que hicimos fue repartir lo que queríamos entre mi familia. Su cumple es en navidad, así que les hice una lista de posibles regalos teniendo en cuenta que valían por dos, así me aseguraba que no lo sobrecargábamos de juguetes en tan poco tiempo. Afortunadamente mi familia accedió a hacerlo así, que soy consciente de que no tenían por qué, así que cada uno compró algo según lo que tenía pensado gastarse, con lo que el año pasado nosotros solo compramos la mesa de luz (y el libro de fieltro que compré para mi sobrina).

Este año le tengo echado el ojo a otro juguete que espero que tenga mucho éxito: ¡la tabla curva! Como concepto no puede ser más simple, pero lo que había leído sobre él me encantaba. Así que la alegría que me he llevado cuando he visto que hay artesanos en España fabricándola ¡ha sido mayúscula! No se lo digáis al peque, pero este año los Reyes le van a traer una fabricada con mucho mimo por los artesanos de Ocamora. Ya han avisado a través de su Facebook que van a cerrar los pedidos para estas navidades, así que puede que tengáis que esperar a que pasen estas fechas. Y para mis sobrinas también está en marcha un pedido super especial a Mamielo, un rainbow rocker preciosísimo hecho por encargo. Por temas de patente ya no pueden seguir haciéndolo tal cual, pero se han inventado una versión propia alucinante que no os podéis perder.

Preparando esta entrada encontré un post de la página PEQUEfelicidad con una Guía de artesanos españoles super completo. Para los que sois de aquí, estoy segura de que os encantará. Para los que no, en Etsy hay un montón de artesanos de muchos países, como estos de México, tal vez allí encontréis uno que os venga bien. Y si no, ¡tal vez conozcáis a alguien manitas y podáis utilizar las ideas de este post para hacer uno vosotros mismos!

Pero en realidad el mejor juguete es...

Y después de este despiporre de consumismo y de dientes largos, viene la parte en la que os digo que en realidad no hace falta gastarse tanto en los juguetes. Soy consciente que esto es más para mí que para él, que es que son unos juguetes ¡¡taaaaaannnnn bonitos!! que lo compro con mucha ilusión esperando que le guste  a él tanto como me gustan a mí. Pero al final muchas veces termina siendo verdad aquello de que les haces un super regalo y terminan jugando con la caja. Lo bonito de esta manera de ver el juego es que pueden jugar con cualquier cosa. No necesita que tenga luces, ni música, ni que lleve pilas, no necesita que haga nada especial. Sólo necesita que le despierte la imaginación. ¿Le despierta la imaginación el arcoíris Waldorf? Quizás, pero también puede despertársela unas cuantas cajas de zapatos de diferentes tamaños, o unos tapones y un cordón, o unas piedras y una botella de plástico, o unos rollos de papel higiénico vacíos y una gran caja de cartón. El juego libre es lo bonito que tiene, que libera la imaginación y la creatividad y cualquier cosa nos puede servir para eso.

Espero que este post os haya dado ideas para regalar, o incluso fabricar, juguetes para vuestros peques. Sea lo que sea, recordad que mientras menos haga el juguete mejor, y si los materiales son naturales y además los compráis directamente a artesanos, mejor que mejor.


Quiero seguir formándome para poder ayudaros más y mejor pero los cursos de crianza son muy caros. Si te ayudan mis posts y quieres que siga trayendo contenido de calidad, ahora puedes ayudarme haciendo una pequeña donación. ¡Muchísimas gracias!


Si tienes alguna pregunta o comentario que hacerme, o si tienes algún truco o sugerencia más que quieres aportar puedes hacerlo a través del blog, de la página de Facebook o de la cuenta de Instagram. Y si te ha gustado la entrada o crees que podría ayudarle a alguien que conoces COMPARTE.


¡Mil gracias por leerme!

¡Feliz Crianza!

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡No te pierdas nada! ¡Suscríbete!

Suscríbete al boletín para recibir lo último en tu correo electrónico

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Mis artículos de crianza favoritos Copyright © 2012 Design by Ipietoon Blogger Template