miércoles, 5 de abril de 2017

¡Menos mal! Es normal. Guía de desarrollo infantil por edades (Parte 1 - 0 a 3 años)

Muchas veces nos preocupamos por comportamientos de nuestros hijos que son perfectamente apropiados a su edad. Nos los imaginamos comportándose igual con 18 años y nos tiemblas las piernas. A eso se le llama criar desde el temor y es lo menos productivo del mundo. Criar desde el temor nos hace estar en guardia permanente, nos hace preocuparnos por cosas relativamente pequeñas, nos hace reaccionar de forma exagerada, nos impide responder de forma adecuada, nos dificulta ver más allá y sobre todo nos impide CONFIAR.

Para mí siempre ha sido importante tener ciertos conocimientos sobre el desarrollo infantil, para saber qué es normal y qué no, qué debe preocuparme de verdad, y qué es simplemente parte del aprendizaje que supone crecer. Unos de los posts que suelo revisar cuando quiero refrescarme la memoria sobre si algo es normal o no, es este de la web Hey Sigmund, una web de psicología con una base científica muy sólida, que describe lo que es normal por edades desde el nacimiento hasta la adolescencia. Puede que os suene porque ya traduje anteriormente de esta web el artículo "Enseñar a nuestros hijos cómo funciona el cerebro". En este caso, voy a utilizar varias fuentes, el post que mencionaba antes de la web de Hey Sigmund, que se llama "Phew! It’s Normal. An Age by Age Guide for What to Expect From Kids & Teens – And What They Need From Us", y este otro documento de la web likesidelink.com que detalla lo esperable de las etapas de desarrollo desde los 18 meses hasta los 5 años resumiendo la información recogida en los libros de la Dra. Louise Bates Ames, del Instituto Gesell para el estudio del Desarrollo Humano. Como va a ser mucha información, voy a dividirlos en 3 posts: 0-3 años, 4-6, 7-Adolescencia. Como siempre, la traducción está realizada por mí, que no soy traductora profesional, así que tendréis que disculpar cualquier fallo que tenga.


Por supuesto, esta información es meramente orientativa, no todos los niños se desarrollan igual, al mismo ritmo, ni de la misma forma. Por eso mismo es recomendable leer también las características de las edades que están en torno a la de tu hijo. Lo importante es fijarse que el niño va progresando en las etapas, aunque sea a un ritmo más lento que otros niños. También hay que tener en cuenta que hay etapas de equilibrio y etapas de desequilibrio, que típicamente suceden en torno a los 1/2 años. Es decir, en torno a los 2 años estarían en una etapa de equilibrio, y en torno a los 2.5 años en una de desequilibrio, que volvería a pasar a una etapa de equilibrio según el niño se acercara a los 3, para volver al desequilibrio a medida que se acerca a los 3.5 años.


Y por supuesto, como siempre, cualquier duda seria a cerca del correcto desarrollo de vuestros hijos, mejor consultarlo con su pediatra.

Sin más que decir, vamos allá con las características de los peques de 0 a 3 años, que son los que nos ocupan en el post de hoy.



Bebés (0-12 meses).

  • Se lo llevan todo a la boca: manos, pies, comida, juguetes, zapatos, lo que sea.
  • Si están llorando, es que necesitan algo: dormir, un abrazo, comida, un cambio de pañal. Todavía no tienen las palabras para comunicarse, pero llorar es una manera espectacularmente efectiva para que los bebés humanos consigan que los humanos grandes muevan montañas por ellos. Una de las cosas hermosas de los bebés es que nunca pedirán más de lo que necesitan.
  • Desconfían de los extraños y pueden disgustarse si no hay ninguna figura de apego cerca.
  • Los bebés miran fijamente. Les encantan las caras y se fijan en las caras en la vida real, en los libros y en los espejos. 

El apoyo que necesitan.

Los bebés tienen un trabajo importante que hacer: necesitan aprender si pueden o no confiar en el mundo y las personas en él. Por su parte, trabajarán duro para darte la oportunidad de mostrarles lo seguros que están. Es posible que no tengan mucho vocabulario, pero son pequeños comunicadores magistrales cuando se trata de hacernos saber cuando algo no está bien. Atiende a sus necesidades de forma consistente para que puedan sentir el mundo como un lugar seguro para ellos. Alimentarlos cuando tienen hambre, consolarlos cuando tienen miedo, abrazarlos cuando necesitan estar contigo. Esto constituirá la base para su exploración del mundo, su independencia, su confianza y autoestima y sus relaciones.



1-2 años.
  • Cada vez interactúa más.
  • No comprende la intencionalidad - actúan sin pensar en por qué o lo que significa. Por ejemplo, cuando muerden, no es para hacer daño, cuando quitan los juguetes de otros niños no es para causar malestar.
  • Seguirán su curiosidad y arrastrarán, tirarán al suelo y romperán las cosas para ver qué pasa. 
  • Incapaz de compartir.
  • Puede parecer mandón y egoísta, ven todo lo que les interesa o consideran suyo  como una extensión de sí mismos. 
  • Comienzan a comprender la posesión, y desarrollar un fuerte sentido de sí mismo.
  • Dos de sus palabras favoritas para decir: "¡Mía!" y "¡No!"
  • Dos de sus palabras menos favoritas para oír, "¡Mía!" y "¡No!"
  • A menudo se despiertan durante la noche.
  • Hacia el final de esta etapa, pueden volverse más desafiantes cuando comienzan a experimentar con su independencia. Pueden tener rabietas porque se frustran por su falta de palabras y su falta de habilidad para comunicarse.
  • Los berrinches también serán motivados por su experiencia de las emociones grandes (frustración, cólera, tristeza, vergüenza) para las que no tienen palabras aun.
  • Será más probable que jueguen junto con otros niños (de forma paralela), en lugar de hacerlo con ellos.

El apoyo que necesitan.

  • Cuando les das una nueva regla o dirección, es probable que la vieja sea olvidada. 
  • Sea positivo cuando los vea haciendo lo correcto.
  • Empieza a hacerles saber las cosas que no están bien.
  • Deja pasar las cosas pequeñas. Hay mucho que aprender, así que es mejor no sobrecargarlos. Permite que se acostumbren a las cosas importantes primero.
  • Tu hijo comenzará a entender lo que estás pidiendo, pero por el bien de tu propia cordura, abandona la expectativa de que van a hacer lo que les pides. Sigue pidiendo y guiando, pero no te lo tomes de forma personal si no sucede en el momento. O nunca.
  • Corrige de forma amable y tranquila. Están haciéndolo lo mejor que pueden en cada momento. Si pides demasiado podrías terminar con un niño de 3 años más ansioso o más desafiante o menos seguro de sí mismo.
  • Ayúdales a poner palabras a lo que están sintiendo: "No te gusta cuando tienes que recoger tus juguetes y quieres seguir jugando, ¿verdad?".



18 meses (desequilibrio)
  • La mayoría de las veces hace lo contrario de lo que le dicen sus padres
  • Rara vez obedece a cualquier instrucción verbal
  • Usa "No" como su palabra principal
  • No le motivan las palabras
  • No es capaz de esperar - AHORA es el único tiempo que importan
  • No soporta la frustración
  • Constantemente parece encontrar maneras de frustrarse a sí mismo
  • Trata a las personas como objetos (pisar, empujar, golpear a otros, incluidos los bebés, sin remordimiento)
  • No tiene concepto de compartir
  • Necesita instrucciones de una sola palabra (que probablemente no seguirá)
  • Tiene una comprensión oral muy limitada, a pesar de haber empezado en cierta medida a usar palabras. 
  • Es muy inmaduro emocionalmente; Puede tener rabietas fácilmente y a menudo
  • Tiene una energía ilimitada y necesita muchos gastarla (especialmente subiendo escaleras)
  • Puede distraerse para apartarlo de un objeto o actividad prohibida



2 años (equilibrio)

  • Está mucho mejor organizado que entre 18-23 meses
  • Está más dispuesto a hacer lo que él o ella es capaz de hacer y no se esfuerza demasiado para hacer las cosas más allá de su capacidad
  • Es mucho más seguro de sí mismo en cuanto al desarrollo motor; Menos probabilidades de caerse
  • Está menos preocupado por mantener su equilibrio; Corre, sube más fácilmente
  • Está seguro de sí mismo en cuanto al lenguaje; Se frustra menos porque él o ella puede hacerse entender más fácilmente
  • Puede esperar unos minutos
  • Puede soportar frustración leve o temporal
  • Está empezando a gustarle la idea de agradar a otros
  • Todavía no es capaz de compartir, pero puede dar a otro niño un juguete sustituto
  • Es cariñoso y afectuoso
  • Está en fuerte fase de equilibrio



2.5 años (desequilibrio)

  • Cambia dramáticamente en un pico de desequilibrio
  • Es rígido e inflexible
  • No tiene casi paciencia; Quiere lo que quiere cuando lo quiere
  • No puede adaptarse, ceder o esperar un poco
  • Exige que todo esté en su lugar (o lo que considera su lugar)
  • Requiere que las rutinas se sigan rígidamente; En la misma secuencia, lleva la misma ropa, come la misma comida
  • Es extremadamente dominante y exigente: es él o ella quien debe dar las órdenes, tomar las  decisiones
  • Está sujeto a emociones violentas; Hay poca modulación de la expresión emocional(¡Todo es intenso!)
  • Está en una época de extremos opuestos; Encuentra casi imposible tomar una elección y ajustarse a ella
  • Encuentra casi imposible cambiar de marcha, es muy persistente
  • Es vigoroso, entusiasta, enérgico



3 años

  • Experimentará con su independencia. Puede llevar a berrinches.
  • Desea un mayor control. Puede llevar a berrinches.
  • Se frustrará cuando esté decepcionado. Puede llevar a berrinches.
  • Puede observarse un aumento en los berrinches.
  • Se alternará entre querer ser independiente ('yo lo hago!', O 'yo solito') y querer ser tratado como una personita ('llévame' o 'tú lo haces').
  • Formará un apego especial a la palabra 'no' y la practicará a menudo. Incluso cuando quiera decir que "sí". 
  • Puede tartamudear o trabarse.
  • Comenzarán a ejercer control sobre su entorno queriendo planear actividades, hacer cosas por sí mismos, intentar cosas que le supongan un reto.
  • Puede seguir llamándote cuando se acuestan.
  • Puede desarrollar miedos repentinos y fobias.
  • Puede confundir lo real y lo inventado, por lo que puede tener uno o una colección de amigos imaginarios.
  • Todavía no entenderá el compartir y, a menudo, afirmará la propiedad, "¡Mía!".
  • Puede mostrar celos cuando los padres den atención a otros niños.

El apoyo que necesitan.

  • Escribe esto, 'No será así para siempre'. Ahora pégalo en un espejo donde lo veas todos los días.
  • Hazle saber cuando hace algo bien. Ellos quieren saber que eres feliz con ellos y que están haciendo las cosas bien.
  • Se gentil cuando se equivocan. Su hijo quiere hacer lo correcto, pero tiene cosas que hacer y lugares donde estar en el camino. No seas duro con ellos cuando cometan un error - todavía están averiguando cómo funciona todo y les queda bastante camino por andar aún. Trata los errores como oportunidades para enseñarles algo valioso.
  • No tengas demasiadas reglas y se consistente con las que tenga. Demasiadas reglas y consecuencias que están por todas partes sólo los confundirán. Pero es importante ser firmes con las que sí tenemos.
  • Use 'no' suavemente y con moderación. Quieres alentar su exploración y experimentación con el mundo y su lugar en él. Guíalos, pero no le quites su iniciativa. 
  • Dáles la libertad y el espacio para jugar y alienta su experimentación con juego físico e imaginativo. Apoya sus esfuerzos para iniciar el juego para que puedan sentir su propia capacidad de influir en su entorno.
  • Fomenta la toma de decisiones, pero limita las opciones ('¿Te gustaría bañarte primero o prefieres elegir el pijama antes? ¿Te gustaría usar la camisa roja o la camisa amarilla hoy? ¿Prefieres el maíz o el aguacate con tu cena?)
  • No te sientas culpable por tomarte un tiempo para recargarte. Las batallas serán más fáciles cuando te repongas.
  • Establece rituales para dormir. La hora de acostarse a esta edad puede ser agotadora para todos. Tener un ritual y que sea agradable para los dos - una historia, un abrazo, un spray de lavanda alrededor de la habitación, un beso, y las palabras, 'Te quiero. Buenas noches, mi vida, '- o algo así.



3 años (equilibrio)

  • Hace lo que le pedimos encantado
  • Utiliza la palabra "Sí" fácilmente
  • Le gusta compartir, le gusta la idea de "nosotros"
  • Ya no necesita la protección de rituales
  • Se siente más seguro en sus relaciones con los demás y con él mismo
  • Disfruta cooperando 
  • Le gusta hacer amigos
  • Ha aumentado las habilidades motoras
  • Juega con competencia
  • Tiene un marcado aumento e interés en el vocabulario y el lenguaje; en el suyo propio y el de los demás
  • Es fácil influir en su comportamiento cuando se usan nuevas palabras emocionantes, como:"Secreto", "sorpresa", "diferente", "adivinar"
  • Va voluntariamente hacia nuevas aventuras
  • Está en un alto período de equilibrio; Satisfecho con sí mismo y con los demás



3.5 años (desequilibrio)

  • Entra en un período de marcada inseguridad y desequilibrio
  • Puede que sea extremadamente descoordinado en cuanto al desarrollo motor: tropiezos, caídas, pueden tener miedo a las alturas, pueden temblarle las manos, no puede dibujar firmemente
  • Puede que se vuelva desordenado en cuanto al lenguaje: puede parecer que tartamudea (especialmente si fue altamente verbal antes) - es como si la boca no pudiera mantener el ritmo de la mente [Nota: Es importante que los padres se mantengan relajados, tranquilos y hagan una montaña de las dificultades en el habla para prevenir un problema posterior]
  • Puede que se queje de no poder ver bien u oír bien; puede bizquear con frecuencia.
  • Utiliza formas de descargar tensión de forma más frecuente: morderse las uñas, parpadeo de ojos, urgarse la nariz, tics faciales, masturbación, aumento en la succión del pulgar 
  • Tiene enormes dificultades en las relaciones con los demás
  • Es emocionalmente inseguro lo que conduce a un aumento de lloriqueos, llanto, frecuentes preguntas de "¿Me quieres?" y quejas frecuentes ("No me quieres").
  • Puede que diga, "te odio" cuando se frustra por límites
  • Es extremadamente exigente con los adultos: puede exigir "¡No mires!" "¡No hables!" ¡No te rías!"
  • Puede que exija que toda la atención esté en él; Es muy celoso de la atención dada a otros
  • Es inseguro con los amigos: exige toda su atención, muestra extremos emocionales (Tímido un minuto, agobiante al minuto siguiente)


Mi peque está acercándose peligrosamente a los 3.5, así que ya sé lo que me espera. De momento ya voy notando alguna de las características que se nombran aquí, aunque todavía disfruto de algunas de las que nombran a los 3 años. Lo bueno de esto es que si te preparas mentalmente para lo difícil, cuando llega puedes o bien llevarte la sorpresa agradable de que no era para tanto, o bien sentirte preparada y no asustarte cuando sí que lo sea.

Espero que os haya resultado útil este post. En los próximos posts continuaré traduciendo las etapas de desarrollo de 4 a 6 años y de 7 a la adolescencia.


Quiero seguir formándome para poder ayudaros más y mejor pero los cursos de crianza son muy caros. Si te ayudan mis posts y quieres que siga trayendo contenido de calidad, ahora puedes ayudarme haciendo una pequeña donación. ¡Muchísimas gracias!


Si tienes alguna pregunta o comentario que hacerme, o si tienes algún truco o sugerencia más que quieres aportar puedes hacerlo a través del blog, de la página de Facebook o de la cuenta de Instagram. Y si te ha gustado la entrada o crees que podría ayudarle a alguien que conoces COMPARTE.


¡Mil gracias por leerme!

¡Feliz Crianza!

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡No te pierdas nada! ¡Suscríbete!

Suscríbete al boletín para recibir lo último en tu correo electrónico

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Mis artículos de crianza favoritos Copyright © 2012 Design by Ipietoon Blogger Template