jueves, 22 de septiembre de 2016

"Mi bebé nos pega y nos llama malos"

Mi pequeñín de año y medio nos pega a su padre y a mí y nos dice "malos" cuando se enfada con nosotros porque no le dejamos hacer algo. Nosotros jamás le hemos pegado ni le hemos llamado malo, y no va a la guardería así que no tengo ni idea de donde lo ha podido sacar. Nosotros lo criamos con muchísimo amor y le explicamos que no está bien pegar y que nos ponemos tristes cuando lo hace, pero de momento no está funcionando. ¿Qué podemos hacer?


En esta consulta se plantean dos preguntas para resolver:


1) El misterio, ¿de dónde ha podido sacar esa reacción de pegar y llamar "malo" a sus padres si nadie se lo ha hecho a él?

2) Cómo manejar esa conducta. ¿Qué podría funcionar y por qué no está funcionando lo que ellos están haciendo?

Primero de todo, ¿de dónde ha sacado ese gesto tan feo de pegar y llamar malo a alguien cuando se enfada si nadie se lo ha hecho a él nunca? Seguro que alguno de vosotros lo ha acertado... Un bebé que empieza a deambular por la casa, se tambalea y se da un golpe con la mesa, y un adulto bienintencionado que lo coge en brazos para consolarlo y acto seguido le hace a la mesa: "Mesa, mala, ¡mala!" mientras la golpea, y es más, anima al peque para que lo haga él. El niño le imita, deja de llorar y termina riéndose. Os suena, ¿verdad? Es de esas cosas tradicionales que se llevan haciendo toda la vida y que son totalmente inofensivas... ¿o no?

Vamos a pararnos a analizarlo: el niño se ha caído y se ha golpeado en la mesa, ha sido un accidente y la mesa desde luego, como objeto inerte que es, no ha tenido culpa ninguna. El adulto para consolarlo golpea e "insulta" a la mesa con lo que le estamos enseñando lo siguiente:

* que cuando alguien nos hace sentir mal, pegar e insultar es una reacción aceptable;

* que la venganza es una reacción socialmente aceptable;

* que es lícito vengarse aunque haya sido un accidente;

* que es lícito echarle la culpa al otro y vengarse aunque haya sido un accidente y de hecho haya sido culpa nuestra.

No está mal, ¿verdad? Evidentemente luego van desaprendiendo esto con el tiempo y con las correcciones. Pero tal vez si consiguiéramos evitar al 100% esta manera de consolar y de buscar la complicidad con nuestros hijos, evitaríamos muchos comportamientos difíciles después.

A la chica que planteaba la consulta le pregunté si el origen podía ser ese, y efectivamente. Una de sus abuelas lo hacía siempre que el niño se caía en su presencia, así que misterio resuelto.

En segundo lugar nos queda la duda, ¿qué podemos hacer cuando ya tiene adquirido el hábito? Parece que explicarle que no debe hacerlo no funciona...

Personalmente me chirría cada vez que veo la palabra "explicar" en una consulta de estas, especialmente si hace referencia a un niño pequeño. Me imagino al adulto soltando una larga y convincente frase llena de razonamientos super lógicos que irremediablemente entra por un oído y sale por el otro del pequeñín. Con estas edades necesitan frases cortas y sobre todo bloqueos físicos. "No voy a dejar que pegues" con un tono firme y tranquilo mientras le sujetas o bloqueas la mano. "Veo que no puedes parar. Te voy a dejar en el suelo" para ponernos fuera de su alcance si sigue intentándolo. No hacer referencia a lo de "malo" en sí. Por regla general, no hacer referencia a las palabras que usen cuando han perdido control. Hacer referencia al sentimiento que está detrás de ello. "Estás enfadado porque no te he dejado tirar el juguete. Lo entiendo." Cuando reaccionamos a las palabras que usan, le estamos dando mucho poder, el poder de enfadarnos, de sacarnos de quicio, de hacernos perder el control, de ponernos tristes... Eso las hará más atractivas, más interesantes y será más probable que las repitan. Y no nos engañemos: no tenemos manera humana de controlar lo que sale de la boca de nuestros hijos, así que mejor evitar darles tanto poder.

Si queremos hablar con nuestros hijos del poder que tienen las palabras, en general, y de que hay que tener cuidado con ellas, tendrá que ser una charla apropiada a su edad, y sobre todo, en un momento en el que el niño esté tranquilo y contento: antes de dormir, como parte de un ratito de conversación, o durante el baño por ejemplo... Pero no en el momento del enfado porque el niño ahí no estará en condición de escucharnos de verdad, y si lo hace va a ser en plan "¡bien, les pone tristes, eso es lo que quiero, que se pongan tristes, así sabrán como me siento yo cuando me dicen que NO!" Además, en esta edad están en plena etapa egocéntrica, pedirles que dejen de hacer algo porque nos hace sentir mal a nosotros tiene muy pocas posibilidades de funcionar.

Quiero seguir formándome para poder ayudaros más y mejor pero los cursos de crianza son muy caros. Si te ayudan mis posts y quieres que siga trayendo contenido de calidad, ahora puedes ayudarme haciendo una pequeña donación. ¡Muchísimas gracias!


Si tienes alguna pregunta o comentario que hacerme, o si tienes algún truco o sugerencia más que quieres aportar puedes hacerlo a través del blog, de la página de Facebook o de la cuenta de Instagram. Y si te ha gustado la entrada o crees que podría ayudarle a alguien que conoces COMPARTE.


¡Mil gracias por leerme!

¡Feliz Crianza!

2 comentarios:

  1. Buenos días, trabajo en una escuela y me gustaría contactar contigo, si es posible, para consultarte acerca de una formación. ¿A través de que medio podría hacerlo?. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes escribirme por privado a través de Facebook o de Instagram. Y creo que también puedes encontrar mi correo electrónico en la información de mi perfil. Pero ya te adelante que solo soy una madre apasionada por la crianza respetuosa y que mi formación hasta ahora es autodidacta, a base de leer todo lo que cae en mis manos. Aun así puede que pueda ayudarte a encontrar formación ya que conozco algunas páginas que sí que la ofrecen. Estoy a tu disposición para lo que pueda ayudarte. Un saludo!

      Eliminar

¡No te pierdas nada! ¡Suscríbete!

Suscríbete al boletín para recibir lo último en tu correo electrónico

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Mis artículos de crianza favoritos Copyright © 2012 Design by Ipietoon Blogger Template